Nazábal reconoce un mes de retraso en los cobros de los jugadores de la UD Los Barrios pero niega impagos continuados

Los capitanes y el entrenador han salido públicamente este miércoles a denunciar una situación prolongada de falta de pagos de sus sueldos y han llegado a amenazar con "cesar en sus funciones"

235
Pablo Nazábal, directivo de la UD Los Barrios, en rueda de prensa.

El encargado de la gestión de la UD Los Barrios, Pablo Nazábal, ha comparecido en la tarde de este miércoles en el municipio barreño para aclarar la situación denunciada por los capitanes y el técnico del club, Keko Rosano, que han leído un comunicado señalando graves problemas de impagos en el seno de la entidad, que según el responsable del club, no tiene el respaldo total de la plantilla.

Nazábal, que aterrizó en noviembre de la mano de la empresa Soccer Place, ha reconocido y asumido la responsabilidad de únicamente un mes de retraso, que este sábado se convertiría en un segundo, pero ha aportado documentación para demostrar que todos los meses anteriores se han abonado convenientemente. Además, ha salido al paso de las acusaciones vertidas por los jugadores en las que señalaban que había futbolistas que ni siquiera tenían ingresos suficientes para mantener una alimentación saludable señalando que, desde el club, se dota de dieta a varios integrantes de la plantilla, así como hay varios inmuebles cedidos para que los jugadores puedan residir en ellos. El directivo ha afirmado que en los últimos meses incluso ha habido casos en los que ha abonado grandes cantidades de recibo de luz y agua en estas viviendas habitadas por futbolistas.

Por otro lado, también ha negado que los jugadores que han abandonado la plantilla en los últimos meses lo hayan hecho por esta falta de pagos y ha aludido a motivos deportivos o personales, resaltando que incluso ha utilizado dinero de su cuenta personal para hacer frente a deudas pendientes, al mismo tiempo que ha añadido que también muchos patrocinadores del club han fallado en proporcionar las cantidades acordadas, lastrando la liquidez. El directivo ha insistido en que la pandemia afecta a todos los sectores y un club de Tercera División también forma parte de la crisis.

Los jugadores también habían remarcado la falta de material complementario como chándales oficiales. Al respecto de esta cuestión, Nazábal ha señalado que él mismo le indicó a la plantilla que se encontraba en la disyuntiva de adquirir esas prendas o disponer de más dinero para pagar nóminas y que se aprobó entonces no disponer de ese material para salvaguardar el buen pago de los salarios.

Nazábal también se ha preguntado cómo ha podido cambiar tanto la situación en los últimos tiempos con respecto a esa parte de la plantilla que se ha levantado en pie de guerra, ya que hace apenas unas semanas, la plantilla y cuerpo técnico emitió un comunicado en el señalaba la mejora de la gestión desde su llegada. Sobre esa cuestión, ha añadido que serían raras esas alabanzas si hubiesen existido esos impagos que la plantilla afirma llevar viviendo desde el inicio de la temporada. De momento, el directivo ha descartado tomar decisiones disciplinarias como la destitución del entrenador, Keko Rosano, a quien sí le ha indicado públicamente que se ocupe únicamente de la parcela deportiva.

El empresario ha remarcado que, si de verdad nadie quiere que continúe en la entidad, se irá, pero que antes debe devolvérsele el dinero que ha invertido en la entidad.