Condolencias y banderas a media asta en Gibraltar por la muerte del Duque de Edimburgo

45
El príncipe Felipe, duque de Edimburgo POLITICA INTERNACIONAL Adrian Dennis/PA Wire/dpa

“Con un profundo pesar, hemos recibido hoy la noticia del fallecimiento de Su Alteza Real, el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. Compartimos esta tristeza con todo Gibraltar y el resto del Reino Unido. Es una tristeza que se extenderá a todos los Territorios de Ultramar. Y también a toda la Commonwealth y al resto del mundo”. Así trasladaba oficialmente esta tarde el ministro principal de Gibraltar, su pesar y el de su Gobierno y toda la población gibraltareña, por la muerte del esposo de la Reina Isabel II, a los 99 años de edad.

“Hoy, en cuanto el Palacio de Buckingham hizo oficial el fallecimiento del Duque, arriamos las banderas en nuestros edificios oficiales. Nuestras banderas permanecerán a media asta hasta el día después del funeral del Duque. Mañana, Gibraltar se unirá al resto de la familia de naciones británicas en una salva de honor. Las salvas serán disparadas por los hombres y mujeres del Real Regimiento de Gibraltar (Royal Gibraltar Regiment)”, ha explicado Picardo en un comunicado, en el que afirmaba también que ya había escrito “a Su Majestad la Reina, para ofrecerle las más profundas condolencias de Su Gobierno de Gibraltar y del pueblo de Gibraltar, y naturalmente también a todos los demás miembros de nuestra Familia Real en estos momentos tan tristes”.

“El Duque de Edimburgo ha sido enormemente respetado en todo el mundo tras haber dedicado su vida al servicio del Reino Unido”, ha señalado Picardo en el comunicado, en el que recuerda que el Príncipe Felipe “siempre se interesó por Gibraltar”. “Estuvo aquí en noviembre de 1950 cuando inauguró oficialmente nuestro entonces Consejo Legislativo (Legislative Council). Nos visitó de nuevo, junto con Su Majestad la Reina, en 1954 durante su tour de la Commonwealth… En 1957, atracó personalmente el Yate Real Britannia junto a nuestro astillero durante la última escala de su Aventura Antárctica. Durante aquella visita, permaneció en el Peñón durante 10 días”.

Además, Picardo ha recordado que su Programa de Premios Duque de Edimburgo (Duke of Edinburgh’s Award Scheme) “influyó en las vidas de muchos jóvenes en Gibraltar y el resto del mundo”. Y también que “en 1991 pilotó personalmente la aeronave en la que voló al Aeropuerto de Gibraltar cuando nos visitó para celebrar el 25º aniversario de su Programa de Premios. También fue el Patrono (Admiral) del Royal Gibraltar Yacht Club”.

“Y, por supuesto, como Comandante General de los Royal Marines, lucía habitualmente el emblema del gorro de ese Cuerpo, que muestra la palabra Gibraltar de forma prominente”, ha añadido Picardo, afirmando también que “cada vez que tuve el privilegio de hablar con él, aquí y en Londres, me relató recuerdos positivos de sus múltiples visitas al Peñón”.

“La última vez que hablé con el Duque, tuvo mucho interés en preguntar por el estado de nuestro pueblo y me trasladó unas palabras muy amables recordando el Convento (the Convent), donde se alojó durante sus visitas a Gibraltar. Cuando estuvo aquí en 1950, habló de su apoyo hacia el establecimiento de nuestras instituciones de autogobierno”, continuó rememorando Picardo, insistiendo en su escrito en que “el Príncipe Felipe siempre fue un gran aliado de Gibraltar y los gibraltareños”.