Las mujeres de la comarca, más afectadas por el paro tras un año de pandemia

La población femenina, que ya sumaba un mayor número de desempleadas, ha aumentado en 5.274 paradas más en un año, frente a un incremento de 4.524 hombres entre febrero de 2020 y 2021. Es un dato a destacar en una cifra tan señalada como el 8M

125
La Oficina de Empleo de Algeciras. Foto: Carlos Ortiz.

El coronavirus irrumpió hace ya un año y desde entonces no ha dejado de trastocar nuestra vida, de una forma más directa en la salud o más indirecta en otros ámbitos de la vida. Uno de ellos es la economía y la consiguiente destrucción de empleo que ha provocado. En el Campo de Gibraltar, en un solo año, se ha pasado de los 32.313 desempleados de febrero de 2020, el último antes del primer confinamiento, a los 42.111 de ese mismo mes de 2021, un crecimiento del número absoluto del 30,3% en un solo año.

El paro ha afectado más a las mujeres que a los hombres, un hito a destacar en una jornada tan señalada como el 8M. El número de mujeres paradas en el Campo de Gibraltar entre hace un año y ahora ha subido en 5.274, pasando a ser actualmente de 24.477. Si las mujeres ya eran las más afectadas por el desempleo, ahora lo son más, al haber subido el número de hombres en búsqueda de empleo en 4.524 personas, para situarse en 17.634.

Este aumento ha afectado también a todos los grupos de edad, pero uno de los colectivos más afectados es el de los jóvenes. En el Campo de Gibraltar hay hoy 4.405 personas menores de 25 en paro (2.189 hombres y 2.216 mujeres), frente a las 2.933, lo que supone una subida absoluta de más de 1.472 personas en esa franja de edad y un crecimiento relativo del 55% del número de demandantes de empleo. Este crecimiento afecta, además, casi por igual a hombres y mujeres. Entre ellos, el desempleo ha crecido en 719 personas y, entre ellas, en 753. En términos relativos es, por tanto, el grupo de edad que más se ha visto afectado por este crecimiento.

No obstante, en términos absolutos hay grupos de edad que han sufrido más esta subida. En las personas de entre 25 y 45 años, este incremento es de 5.055 personas, si bien es un grupo de población mucho más amplio. De hecho, en esta franja de edad, se ha pasado de 14.138 a 19.193. Las mujeres aportan más de la mitad de parados en esta franja de edad, y también han sido más golpeadas: han subido en 2.765, frente al incremento de 2.290 de hombres. Actualmente, tras casi un año de crisis, hay 11.426 mujeres paradas y 7.767 hombres de entre 25 y 45 años.

Por último, entre los mayores de 45, el incremento de personas desempleadas ha sido de 3.271, pasando de 15.242 a 18.513 personas de forma interanual. Son 1.756 mujeres más en esta franja de edad y 1.515 hombres.

“Reforzar la lucha, reducir la brecha”

La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, ha llamado a reforzar la lucha por la igualdad para paliar las brechas sociales abiertas durante la pandemia. García ha presidido la cita acompañada por la diputada de Igualdad, Carmen Collado y más de un centenar de representantes de ayuntamientos, mancomunidades y asociaciones de mujeres pertenecientes al Consejo Provincial de Igualdad, que se han conectado para seguir en directo un acto que “a pesar de la distancia física, no ha perdido ni un ápice de su naturaleza reivindicativa”.

“La pandemia ha demostrado una vez más que las mujeres somos las grandes perjudicadas de un sistema que sigue siendo patriarcal y machista. Lo hemos visto en un confinamiento en que las mujeres hemos hecho un sobreesfuerzo en todo y que ha dejado a las claras que la pobreza, las desigualdades y los frenos siguen teniendo nombre de mujer”, ha afirmado.

“Las mujeres estamos aquí para hacer las cosas diferentes, porque el sistema no ha funcionado bien cuando se ha arrinconado al 50% de la población y se han limitado sus posibilidades. Cada día hay quien cuestiona el papel de las mujeres, por eso sigue siendo necesario celebrar el 8 de marzo”, ha afirmado García, que ha hecho un llamamiento a las asociaciones para trabajar de cara a incorporar al movimiento feminista a las mujeres jóvenes, a las mujeres periodistas para que dejen de ser los hombres los que pongan voz a las mujeres o a las empresarias y autónomas para que sus historias sigan inspirando a otras mujeres.

“Nos faltan horas, días y meses para agradecer el trabajo de tantas mujeres anónimas. La pandemia no puede ser una excusa para dejar la lucha por la igualdad y este año no podemos llenar las calles, pero podemos llenar otros espacios, las redes sociales, nuestros balcones y ventanas, todo aquello que simbolice que la defensa de la igualdad debe ser tarea de todos”, ha manifestado Irene García, que ha aseverado que “la Diputación de Cádiz seguirá trabajando para que trabajemos unidos y seamos muchos más defendiendo esta causa justa”.

Por su parte, la diputada responsable del Área de Igualdad, Carmen Collado, ha sido la encargada de leer el manifiesto que las ocho diputaciones andaluzas han elaborado de forma conjunta para lanzar un mensaje unánime en este año de marzo. “No basta con apelar a la corresponsabilidad de manera individual o social, urge impulsar cambios desde la base misma de la educación y que tanto las empresas como los servicios públicos se impliquen, tejiendo los mimbres que hagan posible pasar de la teoría a la práctica y abordar la construcción de un Sistema Estatal de Cuidados”, señala.