Un mes de cierre perimetral: la incidencia de Covid solo baja de forma continua en La Línea

La tasa de contagios comenzó a caer de forma generalizada la pasada semana, pero en los últimos días, a excepción de en La Línea, esta tendencia se ha detenido

301
Cribado masivo en Los Barrios. Foto: Carlos Ortiz.

La tercera ola sigue impactando con fuerza en el Campo de Gibraltar. Un mes después del cierre perimetral decretado por la Junta de Andalucía para la comarca ante la rápida escalada de casos en La Línea, la incidencia es todavía mucho más alta que entonces. La falta de movilidad entre municipios no evitó el rápido crecimiento de casos en toda la comarca y a principios de febrero, solo el municipio linense lleva una tendencia claramente descendente.

A inicios de febrero, Tarifa cuenta con la menor tasa de la comarca (731,5 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días). En el momento del cierre perimetral, decretado el pasado 2 de enero, La Línea estaba en 747,5 y ningún otro municipio superaba los 300 puntos de incidencia. Desde entonces, de una forma u otra, todas las localidades del Campo de Gibraltar han visto cómo se disparaba su tasa de contagios. En Tarifa y Algeciras, de momento las tasas no han llegado nunca a una incidencia 1.000, pero ambos municipios incluso llegaron a tener levantado el cierre perimetral a mediados de enero y dos semanas más tarde están igual de lejos de recuperar la movilidad que de sufrir un cerrojazo de su actividad no esencial.

Con la llegada de febrero, la tasa de contagios de los distintos municipios de la comarca parece haberse quedado estancada en una meseta elevada, en la que se alternan días de subidas y bajadas de la incidencia, con una cierta estabilidad. A principios de la pasada semana, varios municipios alcanzaron el que, hasta el momento es su pico de incidencia en esta tercera ola: Castellar (2.787,8), San Roque (1.835,5) y Tarifa (842,4), así como en su momento lo fue también de Algeciras y Jimena.

Las tasas comenzaron entonces a descender durante varios días seguidos en buena parte de los municipios, dando una esperanza de que la tercera ola por fin empezaba a retroceder. Pero en los últimos días, la tasa ha vuelto a crecer, aunque sin llegar a superar en la mayoría de casos las incidencias de semanas pasadas. Solo en Algeciras (734,8) y Jimena (1983) la tasa ha superado a su máximo anterior. Así, los contagios parecen haberse ubicado en una especie de meseta elevada en la que se alternan días de crecimiento y de bajada, pero sin lograr una reducción constante, aunque habrá que esperar a ver si la subida de los últimos días no se convierte en tendencia predominante. Incluso en Los Barrios, donde este miércoles se reabre la actividad no esencial tras haber bajado de 1.000, en los últimos días ha vuelto a subir la incidencia de forma ligera.

El único municipio que escapa a esta tendencia es La Línea. Allí si se marcan dos semanas de bajada de constante. Alcanzaron su pico el 21 de enero (2551.5) y desde entonces la tasa ha caído diariamente hasta los 1.508,7, mil puntos menos que únicamente diez días antes.