Sesenta positivos en un brote de Covid-19 en la residencia Nuestra Señora del Rosario

Los contagiados ya recibieron el pasado 5 de enero las primeras dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19, y por el momento todos son asintomáticos o presentan síntomas leves.

920
Vista exterior de la Residencia Nuestra Señora del Rosario

La Residencia de Mayores Nuestra Señora del Rosario, en Los Barrios, ha sufrido un brote de coronavirus que afecta actualmente a unos sesenta positivos, entre usuarios y personal. Según ha confirmado esta tarde a 8Directo la dirección del centro, los contagiados son 38 mayores residentes y 22 trabajadores, y han sido sometidos este martes, 12 de enero, a nuevas pruebas PCR con el objetivo de confirmar los diagnósticos.

Según ha podido confirmar este medio, todos los afectados ya recibieron el pasado 5 de enero las primeras dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19, y se da la circunstancia de que, por el momento, todos los positivos son asintomáticos o presentan síntomas leves.

El centro geriátrico, que ha informado ya a los familiares sobre esta incidencia, así como sobre las medidas adoptadas, no recibirá visitas ni facilitará nuevos ingresos, “obviamente”, hasta que no esté resuelta esta situación.

“Están siendo días realmente duros para todos nosotros y especialmente para nuestros usuarios”, han comentado desde la Residencia en sus redes sociales, en las que, a titulo informativo, trasladan también que se ha cambiado “toda la distribución del centro” y se han establecido varias áreas diferenciadas: “una zona sucia o área de pacientes Covid y una zona limpia o área de pacientes sin covid”.

“Trabajamos al 100 por 100 para controlar la situación, pero esto nos llevará un tiempo y mucho esfuerzo. De momento queremos trasladar calma a todos, ya que nuestros mayores se encuentran asintomáticos o con síntomas leves. La información de los contagiados está siendo trasladada a sus familiares. Os rogamos que entendáis que no hemos podido avisar a todos los miembros de la familia, sino que se ha ido informando a la persona de referencia de cada residente, priorizando a los residentes contagiados”, explican en dicha publicación.

La dirección de Nuestra Señora del Rosario se compromete a informar “de lo que vaya sucediendo”, asegurando también que “lucharemos y nos dejaremos la piel para parar la situación que estamos viviendo actualmente”. Además, explica que se ha habilitado para cada planta un teléfono móvil, y se ha asignado personal “única y exclusivamente para dedicarse a transmitir información y para hacer videollamadas a los familiares”.

“Como todos sabéis, esta situación nos ha cogido con la primera dosis de la vacuna administrada y de momento desconocemos si esta situación paralizará la segunda dosis. Según vayamos recibiendo instrucciones del Área Sanitaria del Campo Gibraltar la iremos transmitiendo por este medio y/o vía telefónica. Saludos cordiales y nuestros mejores deseos de una pronta recuperación para todos nuestros residentes”, concluye la publicación.

La residencia de San Ramón Nonato muestra su “apoyo y solidaridad”

Por su parte, la dirección gerencia de San Ramón Nonato, cuyos residentes y trabajadores recibieron también a primeros de enero la primera dosis contra la Covid-19, han publicado esta tarde un mensaje en sus redes sociales con el que han transmitido, públicamente, su “más sincera solidaridad con la gerencia, trabajadores, residentes y familiares de la Residencia Nuestra Señora del Rosario”.

Desde San Ramón Nonato recuerdan que “por sus características, la tarea para frenar la propagación del coronavirus es ardua y sumamente compleja y, como en este caso, ni la extraordinaria profesionalidad de sus componentes ni el cumplimiento exhaustivo de la realización de los protocolos establecidos garantizan el éxito de la no transmisión”.

“De corazón, todo nuestro apoyo y reconocimiento a cada uno de los miembros que componen esta Residencia en momentos tan difíciles, concluye el comunicado de solidaridad.