La Federación deja en manos de las comunidades la vuelta de la Liga no profesional

46

La Real Federación Española de Fútbol aboga por un plan avalado por los poderes públicos para iniciar las competiciones. Las federaciones territoriales concretarán con las autoridades deportivas y sanitarias de su comunidad los requisitos para retomar las competiciones.

Estas son las principales conclusiones de la reunión mantenida hoy entre la Real Federación Española de Fútbol y las Federaciones Territoriales de Fútbol, donde la RFEF ha destacado como “imprescindible” disponer de las máximas garantías para comenzar las competiciones de la próxima temporada y aboga, junto al resto de federaciones de deportes de equipo, por un plan transversal avalado por los poderes públicos que ofrezca esas garantías sanitarias y jurídicas para los jugadores, los responsables de los clubes y los organizadores.

En el encuentro de hoy, la RFEF junto con las Federaciones Territoriales han acordado por unanimidad trabajar con el objetivo de que cada una de ellas concrete con las autoridades deportivas y sanitarias de su comunidad autónoma cuáles son los requisitos esenciales y mínimos para poder empezar cuanto antes las competiciones que compete organizar a las FFTTs y que puedan iniciarse en el momento en que las autoridades autonómicas les autoricen a ello.

Exactamente de la misma forma se va a proceder en las competiciones de ámbito estatal que son competencia de esta Federación. El conjunto de las federaciones deportivas españolas de deportes de equipo -Baloncesto, Balonmano, Hockey, Fútbol, Rugby, Patinaje, Natación, Voleibol y Béisbol, que recientemente se han reunido con el COE- han solicitado una reunión urgente con las autoridades competentes para conocer el marco de garantías sanitarias y jurídicas que deben aplicarse y exigirse a los participantes en las competiciones de ámbito estatal que están bajo su competencia organizativa.

Las competiciones oficiales de todos los deportes deberían iniciarse de manera urgente en las próximas semanas y por ello resulta igual de urgente la existencia del plan transversal que dé las garantías sanitarias y jurídicas suficientes a los deportistas federados, a los clubes y a los organizadores, y que dicho plan cuente con la autorización de los poderes públicos competentes en la materia. Así se hizo para terminar la temporada 19/20 y así debe hacerse para dar comienzo a la temporada 20/21, en un trabajo leal y constructivo con las diferentes administraciones”, señala la Federación en un comunicado en el que defiende que “es completamente falso que la RFEF haya propuesto retrasar el inicio de las competiciones deportivas al mes de enero o más adelante“.

La RFEF ha convocado también a los representantes de los diferentes estamentos participantes en las competiciones profesionalizadas en los órganos federativos creados para estos fines donde están representados los clubes, los futbolistas, los árbitros y los entrenadores para analizar la situación y sacar las conclusiones necesarias a los efectos de adoptar los acuerdos pertinentes.

En el fútbol español existen casi 1.100.000 deportistas con licencia que “necesitan empezar a entrenar y competir de manera urgente, pero esto sólo se puede hacer si existen unas garantías de salud mínimas que deben quedar claramente fijadas y establecidas. Es intención de la Federación comunicar a los clubes el comienzo de la temporada con al menos 30 días de antelación, una vez haya un protocolo nacional aprobado por los poderes públicos competentes”.