Las dunas de El Rinconcillo, en peligro

85
Espacio abierto en las dudas de El Rinconcillo.

No es ningún secreto el deterioro de la playa de El Rinconcillo, palpable con un simple paseo por su orilla. Más allá del búnker, antes a una prudente distancia de la orilla en la que ahora remoja su base, comienzan las dunas que discurren hasta la desembocadura del río. Expertos alertan de que se están perdiendo mientras advierten de su valor ecológico e importancia en la protección de las marismas de Palmones.

Carmen Fajardo, catedrática y miembro del Instituto de Estudios Campogibraltareños y de la Sociedad Gaditana de Historia Natural, asegura que “la situación actual de las dunas es alarmante”. Considera que “la evidente pérdida de arena tras los embates de los temporales” está provocando a su vez la demolición de este conjunto dunar, cada vez con menos volumen de arena, extensión y altitud en algunas zonas. Destaca la desaparición de corrales -depresiones entre distintos frentes dunares- y la apertura de un paso sin dunas entre el mar y las marismas unos 200 metros antes del río Palmones. Esta última es la parte más visible de la degradación.

Cordón dunar y orilla de la playa.

“Este cordón dunar protege a las marismas del Palmones del avance del mar. Estas son además un importante sumidero de CO2, lo que lo hace más importante en estos tiempos que vivimos de cambio climático”, explica Carmen Fajardo, que lleva años observando este espacio. De seguir perdiéndose dunas, el agua del mar, en su avance, podría acabar con las cada vez más expuestas marismas.

La bióloga ha puesto en conocimiento de la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible y del Ayuntamiento de Algeciras su preocupación por el estado de conservación del cordón dunar de El Rinconcillo, incluido desde 2014 en el Paraje Natural de las Marismas del río Palmones, que amplió así la zona protegida de las 58 hectáreas iniciales a 113 hectáreas.

Frente de una de las dunas.

Cabe recordar que el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Algeciras presentó el Proyecto ‘LIFE ecosistema dunar’ en una convocatoria europea de 2019 pero finalmente no fue aprobado. Carmen Fajardo lamenta que ese proyecto no haya salido adelante y anima a insistir en la protección de un entorno “de incalculable valor ecológico”.

Casa de flora y fauna

Carmen Fajardo, catedrática en Biología, señala que en estas dunas de El Rinconcillo habitan especies botánicas vulnerables y de alto valor ecológico que “se podrían estar perdiendo”. También es un lugar importante para algunas especies de animales. De hecho, forman parte del parque de las marismas del río Palmones, una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) desde 2002.

Campanilla de las dunas.

Entre estas especies botánicas que se pueden encontrar están la campanilla de las dunas Calystegia soldanella, con un polinizador autóctono de alto valor ecológico; la uva marina Ephedra fragilis, u otras especies habituales de sistemas dunares como la azucena de mar, cuernecillo de mar, entre otras.

Chorlitejo patinegro.

Esta zona de la playa de El Rinconcillo también acoge numerosas especies de invertebrados y algunas de aves. Por ejemplo, el chorlitejo patinegro, elegido Ave del Año 2019 por la Sociedad Española de Ornitología, que suele hacer sus nidos en estas dunas.

Arena perdida

Verdemar Ecologistas en Acción ha asegurado recientemente que la playa de El Rinconcillo ha perdido más de un millón de metros cúbicos de arena en los últimos años, asegura, “como consecuencia de la actividad portuaria y sus efectos sobre el litoral de de la Bahía de Algeciras”.

¿Dónde esta esa arena? Al respecto hay varias hipótesis. Se habla del “basculamientode estas arenas hacia el sur, acumulándose en otras zonas, como en la playa de La Concha. También se observa que está acumulándose en la propia desembocadura del río Palmones.

El grupo ecologista entiende que la solución pasa por realizar un plan integral de recuperación de la Bahía de Algeciras.