La Junta da 24 horas para inscribirse en la oferta de vigilantes de playas

2954

La Junta de Andalucía ha abierto un plazo de 24 horas para la contratación urgente de personal de vigilancia de playas ante el inicio de la próxima temporada que estará marcada por la crisis sanitaria del coronavirus y las medidas de seguridad que deberán cumplirse en todo el litoral. El sueldo bruto anuncio por la Junta para estos nuevos vigilantes es de 1.900 euros.

Los candidatos deberán estar en posesión de nivel de formación equivalente a Educación Primaria, certificado de escolaridad o acreditación de los años cursados y de las calificaciones obtenidas en la Educación Secundaria Obligatoria.

En el caso de no contar con la formación académica requerida, se entenderá que se está en posesión de formación laboral equivalente cuando se hubiese demostrado experiencia profesional específica en la categoría profesional concreta de al menos tres meses, o superado curso de formación profesional directamente relacionado con esta categoría, impartido por un centro oficial reconocido para este cometido, con una duración efectiva de al menos 50 horas.

La convocatoria detalla que, “dada la urgente e inaplazable necesidad de que la selección de los candidatos se realice con la máxima celeridad”, quienes se encuentren interesados en la provisión de estas plazas deberán enviar solicitud señalando el orden de los municipios que sean de su interés, acompañando copia de DNI y de titulación o documento acreditativo de la formación laboral equivalente, así como número de teléfono de contacto al correo que se indica: contratacionemergencia.cadiz@juntadeandalucia.es.

El plazo de presentación de solicitudes será de 24 horas, desde la publicación de esta convocatoria en la Web del Empleado Público.

Estas son las plazas ofertadas en la provincia:

Este plan de empleo para la apertura segura de las playas prevé la contratación de 3.000 personas durante todo el verano, del 15 de junio al 15 de septiembre, con el objetivo de facilitar el cumplimiento de las condiciones para el uso de las playas y el adecuado desarrollo y ejecución del plan de contingencia ante el COVID-19.