La Policía confisca a gibraltareños los coches no matriculados en España

235
Gibraltar.


Las autoridades españolas están confiscando los automóviles registrados en Gibraltar que pertenecen a gibraltareños con residencia en España. Así lo señala la GBC en una información en la que afirma que estos vehículos solo son liberados con la condición de que sean matriculados en España; esto es, que se vuelvan a registrar con placas de matrícula españolas y que el propietario pague los derechos de importación sobre los vehículos y las tarifas administrativas.

Esta intervención es posible debido a que en la mayoría de los países la ley establece que el residente de un país está obligado a registrar su automóvil en ese país, y no en otro estado, como es el caso de tener casa en España, pero el automóvil matriculado en Gibraltar.

“Para los gibraltareños que tienen una residencia tanto en Gibraltar como en España, esto nunca ha sido un gran problema. Sin embargo, con el bloqueo de Covid-19, las autoridades españolas están exigiendo prueba de residencia en España para cualquier movimiento”, añade el medio de comunicación gibraltareño.

Por lo tanto, esto presenta un problema. Si alguien presenta documentación que acredite su residencia en España, pero conduce un automóvil registrado en Gibraltar, la ley establece que el automóvil debe volver a registrarse. GBC entiende que esto ahora se está aplicando, con la incautación de los automóviles y las tarifas apropiadas exigidas por la Agencia Tributaria, la Agencia de Aduanas española. GBC ha visto varias facturas para estas demandas, que incluyen aranceles de importación y una tarifa administrativa. La factura más baja que hemos visto asciende a solo € 42. La más alta fue la suma de € 17.800.