Fátima Ouazizi Espona es una joven barreña que hace unos meses decidió hacer las maletas y viajar a la ciudad de Leeds, en Inglaterra, para mejorar su nivel de inglés, ganar experiencia y seguir creciendo en el plano personal.

Tras finalizar sus estudios de ESO y Bachillerato, y después de completar un Grado Medio en Comunicación, Imagen y Sonido; Fátima se marchó a Madrid para opositar a Policía Nacional. “Espero ser una buena y muy preparada oficial de policía como mis hermanos”, apunta.

En aquel momento, “me vi fuera de mi pueblo y pensé que antes de continuar opositando sería una buena idea abrir mis horizontes conociendo la experiencia de salir de España. Quería irme al extranjero y aprender un idioma que más tarde me será útil para seguir con mis estudios como opositora”, nos explica.

De este modo, hace nueve meses decidió hacer las maletas y viajar hasta Leeds, una ciudad al norte de Inglaterra. Tan sólo dos semanas después de trasladarse al Reino Unido, comenzó a trabajar para la compañía de ropa ‘Zara’. “Soy una afortunada. No tardé nada en empezar a trabajar, a pesar de que mi nivel inglés cuando llegué no era muy bueno”, confiesa.

“Probablemente esté aquí un año o dos más, porque quiero conseguir un buen nivel de inglés que me permita tener más posibilidades en el futuro. Pero la verdad es que espero poder volver pronto a mi país, especialmente a mi querido Sur. Para mí no hay nada mejor en el mundo que mi querida y bella Andalucía. Cuando considere que ya estoy lista para volver y buscar oportunidades en mi país, sin duda lo haré”, añade Fátima.

Esta valiente barreña de 24 años es toda un hacha con los idiomas: “me gustan mucho. Por parte paterna hablo marroquí y por materna el español. Así que hablar a la perfección otro tercer idioma, como es el inglés, es ahora mismo mi gran prioridad”.

Fátima se considera una persona muy inquieta a la que le gusta crecerse ante los retos y aprender cosas nuevas que “me enriquezcan como persona. Para mí es muy importante aprender, disfrutar y vivir experiencias desde todo tipo de perspectivas. Considero que es muy importante aprender a estar en todos sitios, así también valoramos lo que tenemos, de dónde venimos”.

Para Fátima lo mejor de vivir fuera de España es que “creces muchísimo como persona, aprendes a sobrevivir por ti misma sin estar en tu zona de confort, y eso considero que es bastante valiente y admirable. En esta experiencia hay aspectos más positivos que negativos. Para bien o para mal siempre aprendes y al final la vida se resume en experiencias, y de ellas siempre aprendemos, siempre nos dejan algo”

Y aunque esta aventura en el extranjero está resultando muy positiva, también echa mucho de menos Los Barrios: “lo que más echo de menos es pasar ratos con mis hermanas sentadas en una terraza charlando y disfrutando de nuestro clima. Aquí se echa mucho en falta el hecho de poder estar en la playa en diez minutos. También se echa de menos nuestro acento y nuestro arte”

Fátima se despide lanzando un mensaje a sus vecinos barreños: “que alimenten sus inquietudes, que salgan y que experimenten. Siempre tendremos la oportunidad de volver, nunca perdemos. Aprender es lo mejor que podemos hacer en esta vida, hay que evolucionar personalmente, nos hará más completos”.